viernes, 15 de julio de 2016

El ambiguo «a día de hoy» del PSOE



Están lejos los tiempos alfonsinos de aquel célebre decreto «quien se mueva no sale en la foto». Ahora existe en el PSOE una barroca exhibición de desacuerdos entre sí y con relación al grupo dirigente central. Y, sin embargo, todos salen en la foto compitiendo en contrastes, matices y locuacidades diversas. De aquella servidumbre voluntaria (de la que hablaba Etienne de la Boetie) se ha pasado a lo que algunos definen, interesadamente, como un rico pluralismo, con la idea de tapar el deshilachamiento de los bajos del pantalón del partido.

El comité federal fijó la postura. Pero ello no equivalió al Roma locuta causa finita, que el filósofo de Parapanda, Juan de Dios Calero, tradujo campechanamente como Habló Blas, punto redondo. Inmediatamente después del «tres veces no a Rajoy», los Encomenderos del PSOE exhibieron, cada uno por su lado, su particular planteamiento con tan bruscos contrastes que era muy difícil encontrar una síntesis de apaciguamiento. Lo que está comportando que, a día de hoy –una frase que está teniendo diversas interpretaciones— no se sabe en qué quedará la posición oficial del grupo parlamentario socialista. De ahí que no son pocos los dirigentes locales que están al borde de un ataque de alferecía, de jamacuco o yuyu, que son aproximadamente sinónimos.

Le pregunto a un dirigente local que cómo van a quedar las cosas Me responde que ni Dios sabe a día de hoy el desenlace. Y con un arranque de valor me explica: «Lo que sí te puedo decir es que los diversos coros de los principales de cada lugar han ahogado la postura oficial del comité federal». Y me da a entender que es preferible una postura errónea a mil planteamientos acertados, aunque sean supuestamente acertados. Que mil respuestas equivalen a ninguna. Definitivamente, una parte de la crisis del partido –me cuenta con humor negro--  es que los dirigentes han cambiado la máxima neotestamentaria del «amaos los unos a los otros» por la de «daos de hostias los unos a los otros».

Otra cosa: en la foto está el maestro de sindicalistas Antoni Martí Bernasach, Antonet,  fundador de CC.OO. de Catalunya y padre noble de la izquierda de Mataró acompañado de unos jovenzuelos. Foto cortesía de Manolo Pozo.