viernes, 22 de julio de 2016

«Charnego de mierda» y otras notas veraniegas


Compañeras y compañeros que son la sal de la Tierra



1.-- Un descerebrado de Vic, tiempo ha, le espetó en plena calle a Jordi Évole: "Háblame en catalán, charnego de mierda" (1). El vitriólico personaje iba bien trajeado y convenientemente corbateado. Pinta de ilustre mesócrata.

Razonemos: lo de charnego se ajusta a la realidad, el famoso periodista es charnego como más de la mitad de los habitantes de Cataluña. Pero ¿por qué «de mierda»? Lo decimos porque no hay constatación científica que vincule ser charnego y la mierda, ya sea esta fresca o pinchá en un palo. Ni, por supuesto, entre ser moro y la mierda. Ni tampoco entre ser independentista y un zurullo hecho y derecho. De tener razón el iracundo, habría que suponer que Cataluña sería la mitad de un enorme cagajón. Y todo indica que eso son maledicencias muy exageradas.

2.--  Paco Rodríguez de Lecea afirma que Quico Homs, portavoz de Convergència Junior, en el Congreso de los diputados es un xixarel.lo en http://vamosapollas.blogspot.com.es/2016/07/cabriolas-en-el-congreso.html. Nada que objetar. Ahora bien, yo estaría más cómodo en mi acuerdo con Paco si se añadiera a continuación que Homs es curt de gambals. Que podríamos traducir como hombre que tiene pocas luces. Lo que quizá sea preocupante en alguien que es presidente de un grupo parlamentario.

Este Homs es el manijero del pacto de su partido con el del beato Fernández Diaz. Un cambalache que sigue (a las horas que escribo) sin que se explique su por qué y sus contenidos. ¿Dónde está la aparente idiocia de Homs? En negar lo que es evidente, esto es: que han sido los diputados de su grupo quienes han vendido su primogenitura por un plato de monchetas (sin butifarra). Y, sobre todo, en pensar que colaría su explicación: que no ha sido su grupo parlamentario sino «diputados de su grupo parlamentario a título individual». Con lo que nos está diciendo implícitamente que su grupo parlamentario es (con perdón) el coño de la Bernarda: cada cual hace de su capa un sayo y él, el inefable Homs, pinta menos que la Tomasa en los títeres. Lo aue no queda claro es si este caballero se excusa por el comportamiento de sus colegas o hace de acusica.

3.— Ximo Puig ha declarado, tras el pacto que hemos citado, «que la derecha siempre se pone de acuerdo»: http://www.elboletin.com/nacional/137433/puig-pp-nacionalistas-derecha-acuerdo.html.  Lo cual, dicho por un dirigente socialista en esta coyuntura suena a un alfilerazo a sus amigos, conocidos y saludados, a ciertos cenáculos de su partido. Digamos, pues, que hasta Sergio y Estíbaliz ya sabían que la derecha tiene esa forma de ponerse siempre de acuerdo.

4.--  Dejaremos para otro día el comentario que merecen las declaraciones del capataz de Ciudadanos a El País de hoy mismo. El caballero Rivera ha hecho una invitación al vals del borboneo. Dice que le pedirá al sexto Felipe que convenza al PSOE para que se abstenga en la votación de investidura de Rajoy. O sea, que vuelva a las andanzas de su bisabuelo, el décimo tercero Alfonso. O Rivera es un indocumentado o, tal vez, las calores madrileñas le han sorbido la sesera.  Tertium non datur.