martes, 20 de diciembre de 2016

Pactos de encofrado variable



Homenaje a Daniel Martín

1.-- De momento podemos sacar algunas primeras y provisionales conclusiones de lo que va de legislatura. De un lado, se han dado algunos pactos entre el PP, el PSOE y Ciudadanos en torno al techo de gasto. De otro lado, la oposición ha conseguido derrotar al Gobierno en lo atinente a la reforma laboral, la Lomce y el salario mínimo, si bien en este caso lo conseguido está lejos de lo que reclama el sindicalismo. Estamos, por lo que se ve, ante unos pactos de encofrado variable. Con un matiz no irrelevante: lo que pacta el PP va a misa cantada. Pero lo que concierta entre sí la oposición está bajo la amenaza de ser recurrido al Tribunal Constitucional para impedir que ello vaya a buen puerto. Y, mientras el papeleo de los recursos va del caño al coro y del coro al caño, una buena parte de las decisiones del Parlamento son papel mojado.

Desde luego, el asunto es de enorme importancia. El Gobierno con su ilegal actitud obstruccionista está vaciando de contenido los poderes del Parlamento. Lo que en democracia es de extrema gravedad. Lo chocante del caso es que no parece que la oposición se tome las cosas en serio. Porque si grave fue el ninguneo del Parlamento en la anterior legislatura, ahora se ha pasado a su desobediencia por parte del Gobierno.

2.-- Por otra parte, la noticia del fin de semana ha sido el reinicio de las movilizaciones sindicales. La visibilidad mayor ha sido la madrileña. Los dirigentes sindicales han dejado claro que estamos en los primeros andares de un proceso que será largo y no precisamente seguro. Es por ello que sugiero modestamente que no se abuse de las reivindicaciones generalistas. O ese proceso plantea demandas concretas o no se avanzará.