martes, 13 de diciembre de 2016

Pablo e Íñigo: dos gallos frente a frente




Pablo Iglesias El Joven e Íñigo Errejón se cartean públicamente. No es, por tanto, una correspondencia privada. De hecho, podemos convenir que una u otra epístolas van dirigidas a los parciales del otro. Cada misiva contiene con claridad cuál es el estado de la cuestión en que se encuentra la posición actual de ambos dirigentes de Podemos. La inminencia de la asamblea congresual –Vistalegre 2--  induce a pensar que los contrastes y matices (no irrelevantes) tenderán a ensancharse hasta que el Sol salga por Antequera.

Lo que inquieta en toda esta historia es por qué han optado ambos por dos proyectos por separado. Quiero decir, por qué no han hecho es esfuerzo de ir aquilatando las posiciones buscando el itinerario de las síntesis sucesivas. ¿Es un problema de testarudez política o realmente entienden que no hay las suficientes compatibilidades y vínculos entre ambos proyectos?

La experiencia enseña que cuando, en determinadas circunstancias, se plantean las cosas en términos de «caja o faja» el resultado que se busca es el fortalecimiento de la propia corriente de cada cual, no del proyecto común. La misma experiencia añade que el énfasis se pone en la diferenciación sobre la base de una acumulación de contrastes, casi nunca en la búsqueda de posiciones que vayan acercando posiciones.

Me malicio que las diferencias entre Pablo e Iñigo pudieran ir en la siguiente dirección: el primero propone un enfoque voluntarista que confunde el momento y su etapa, entendiendo que la fuerza de Podemos es necesaria, aunque no suficiente, para dar un vuelco a la situación política; el segundo parece indicar que todavía no es ni siquiera suficiente.

Si la cosa continúa igual me permito una observación para perplejos: los respectivos brazos de madera de Vistalegre 2 sólo resolverán qué bando gana, no cómo avanzar.

Por último, recomiendo a entrambos gallos y sus masoveros la lectura de  Del eurocomunismo al dilema Varufakis  en infoLibre. Sus autores: Gaspar Llamazares y Pedro Chaves.