domingo, 11 de septiembre de 2016

Sobre la Federación de Industria de CC.OO




Comparto plenamente el artículo de Joaquim González Industria 4.0: la relevancia de un documento sindical. El autor recomienda vivamente el estudio y la difusión de un importante documento sindical, titulado "La digitalización de la industria y la acción sindical", elaborado por la Federación de Industria de CC.OO*. Por lo que, siguiendo su recomendación, lo he leído despaciosamente, poniendo los codos encima de la mesa, con papel y lápiz para tomar notas. Ni por un asomo caí en la pija tentación de leerlo en diagonal.  

Tengo para mí que es uno de los principales documentos que ha elaborado CC.OO. a lo largo de su biografía ya cincuentenaria. De ahí que, si se me permite la osadía, quisiera recomendar que fuera el documento de cabecera de los sindicalistas, el documento a revisitar de manera permanente.

En primer lugar, contiene una apertura de tripas –lo que los especialistas dirían una exégesis— del estado de la cuestión de la industria in progress. Y, de ahí saca, toda una serie de contenidos nuevos que constituyen un potente almacén de sugerencias para las plataformas reivindicativas de los convenios colectivos, pactos de empresa y cualquier tipo de praxis contractual, incluso fuera del marco del ecocentro de trabajo.

De momento, hago estas dos insinuaciones: a) este documento puede inspirar una puesta al día del sindicalismo confederal, un repensamiento o una refundación, de momento da igual el término que queramos utilizar; b) se trata de un diseño de gran utilidad para salir del embrollo de la reforma laboral, que ha sumido al sindicalismo en una rutina de la que, todavía, no ha sabido salir.

Hago estas dos arriesgadas suposiciones porque el mencionado documento se instala en el nuevo paradigma post fordista, de innovación—restructuración de los aparatos productivos de la industria. Con la pedagogía que ello comporta para los sectores terciarios de la economía.

Dispensen una bobería: el documento demuestra a las claras que la modernización del sindicalismo confederal es, al menos en este caso, obra de los dirigentes actuales. Lo digo por si alguien había pensado que esa puesta al día ha de posponerse a los sindicalistas que están ahora en primero de Bruno Trentin.


¿Qué falta ahora? Que el documento llegue a toda la afiliación y que se articule una pormenorizada discusión. Y, naturalmente, que adquiera fisicidad en los contenidos de toda la praxis contractual del sindicalismo. 

       
http://www.industria.ccoo.es/cms/g/public/o/6/o163594.pdf