miércoles, 28 de septiembre de 2016

En el juicio de Bankia ...




«No existe un derecho constitucional al abuso y al despilfarro». No fue Kant quien lo dijo, al menos con estas palabras. Ha sido el fiscal Luzón en el juicio, conocido como el de las tarjetas black de Caja Madrid. Me pregunto si era necesario que un apotegma de estas características se afirmara tan solemnemente y en el marco de un juicio de tanta relevancia.  Mi respuesta es: claro que sí. Digamos con Brecht que si hay malos tiempos para la lírica, también son malos los de la ética. Por eso es necesario recalcar estas obviedades. Lógicamente, la frase del fiscal que los medios han celebrado mayormente ha sido que «todos hemos pagado el funeral de Bankia». Si algún parroquiano la hubiera dicho en el mostrador de una taberna, algún remilgado la habría calificado de panfletaria.

Sin embargo, tal como está la lírica, la primera frase adquiere una potencia mayúscula. Porque el inmenso estercolero que se ha ido acumulando desde hace años en España partía del convencimiento de una serie no pequeña de truhanes de creer –y hacer creer—que tenían derecho al abuso y al despilfarro. Por ser ellos quienes son. También porque se había ido consolidando este concepto: yo estoy de acuerdo con mi corrupción y en contra de la tuya.

En todo caso, tengo para mí que Bankia es un ejemplo curioso: los implicados eran simultáneamente corruptores y corruptos. En fin, si esto no es así ¡que venga Kant y lo vea!


Radio Parapanda.--  Borrasca, https://encampoabierto.com/2016/09/28/borrasca/ (Javier Aristu)