jueves, 7 de enero de 2016

La clase media culta y feliz de Cataluña



«La clase media, culta y feliz que tanto ha hecho por el país» es lo que representa Artur Mas. Lo afirma bombásticamente Muriel Casals . De donde se desprende que dicho Artur es «culto y feliz» (1). En todo caso, parece conveniente salir al paso de tan apresurado y exagerado comentario.

No parece que el caballero sea feliz. Sus recientes fotografías hablan de su crispación y atribulado nerviosismo. Pero, en efecto, cada cual tiene buenos o malos ojos según el que es mirado. Así pues, subjetiva es mi mirada hacia el rey Arturo como la de Casals. Ahora bien, estoy entre los que consideran que Mas necesita un hervor de cultura general. No me lo han contado, yo lo viví en su día personalmente en persona, dicho a la manera del inefable Catarella, el policía de la comisaría de Vigata, inmortalizado por el maestro Andrea Camilleri.  

El último encuentro que tuve, como sindicalista con Artur Mas, fue la firma de unos acuerdos sobre vivienda. El sindicato estaba representado por Pep Martí i Llahí, responsable de la política de servicios, y un servidor Antes de despedirnos el caballero Mas me preguntó que a qué me iba a dedicar, ya que un servidor había hecho público que dejaba la dirección del sindicato catalán. Mi respuesta fue la siguiente: «Pues verás, me han encargado que traduzca la Odisea, porque las últimas versiones castellanas están un poco oxidadas». Su respuesta fue inquietante: «Pero ¿tú sabes latín?». Con todo el desparpajo del mundo le contesté: «No me hace falta». Artur Mas se quedó parado, y calló. Pep Martí quiso aclararle de qué iba el asunto, pero yo le miré aviesamente y guardó silencio. Naturalmente, ninguna editorial había tenido la ocurrencia de encargarme tamaño trabajo. Sin embargo, los que presenciamos la escena supimos que este caballero no sabía en qué hermosa lengua los homéridas escribieron la Odisea.

Conclusión: la Casals exagera. Es la misión del costalero. 



3 comentarios:

ClaveCiudadana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ClaveCiudadana dijo...

En estos momentos de estupor y vergüenza ajena, el humor es posiblemente uno de los pocos : lenitivos que nos quedan: gracias cachondo

Luis Vilar dijo...

Y éste tipo ha llevado y quiere seguir llevando las riendas del país...