lunes, 7 de diciembre de 2015

Ese Rufián de Esquerra Republicana de Catalunya



Homenaje a Ana Terriente Félix




Ya es un lugar común, sobradamente conocido, que la vieja política es responsable de todos los males de la sociedad. No diré que no, siempre y cuando que en el concepto estén incluidos los poderes tóxicos de todo tipo. Ahora bien, debo decir que algunos políticos jóvenes parece que rivalizan, con sus andrajos, con su incompetencia y estolidez con aquellos a quienes denuncian. Pongamos que hablo de ese Rufián, que es el primero de la lista de ERC para las próximas elecciones generales.

Este --joven de biografía y de estilo vejancón--  ha arremetido contra la Constitución, sabedor de que hay sectores de la ciudadanía hostiles a ella, conocedor de un cierto predicamento que la hace responsable de todas las miserias pasadas, de las actuales y de las que esperan ver las generaciones venideras. Rufián ha declarado campanudamente, más o menos, que el carácter perverso de la CE «es que fue firmada por fascistas». Pues bien, no seré yo quien polemice con este caballero, dejaré que una joven granadina, Ana Terriente Félix, doctora en Biomedicina, dé una respuesta convincente y desparpajada: «Si tenemos constitución hoy día es porque hubo gente que puso todo su empeño en hacer que este país tuviera una democracia. Si luego ha dejado de ser actual y útil, e imposible de cambiar, se ha fastidiado por culpa de los avatares económicos de los años 80 a nivel europeo, con la Thatcher imponiendo un modelo económico individualista y depredador; y los avatares políticos de este país por otro lado, con una derecha que ha usado la Constitución como escudo contra cualquier proceso democrático para cambiar las instituciones del Estado. Entonces, que no me culpen a la constitución per sé, ni a la gente que la defendió en su momento. Es necesario hacer que la constitución corrija sus defectos importantes (la Iglesia, el ejército, referéndum, el rey), e incluso su propia flexibilidad, pero sin dejar de reconocer cómo se fraguó y quien la hizo posible. No fue ejército, no fue la iglesia, ni el rey, fueron los activistas de aquella época y merecen nuestro reconocimiento». Lo ha hecho en su cuenta de facebook.

¿Qué la Constitución fue firmada por algunos fascistas? ¿Y qué? Porque la pregunta esencial es otra, Rufián: ¿quién salió beneficiado de aquel almacén aquellos bienes democráticos? Digamos coloquialmente: ¿quién se tragó el sapo? A menos que este Rufián considere que hay pactos bienaventurados como los que propicia su partido y pactos prostituidos que son los de los demás.


Conclusión: hay emergentes de secano como Rufián y emergentes de regadío como Anita Terriente. 

3 comentarios:

JOSEP_BLESA dijo...

Em sembla infantil contraposar el pensament d'en Rufián i el de la senyora biomèdica. Si tant t'agrada la Constitució española, José-Luis, podeu reformar-la com vos vinga de gust a tots dos, a tu i a la senyora granadina. Igualment pots agafar-te el Fuero de los Trabajadores a mode de plantilla que tampoc fou implentat pel rei, els polítics que se'n beneficiaren, ni els treballadors que treparen per a ocupar llocs al Sindicato Vertical, conegut per ací, per València, com la CNS.

Pepe Luis López Bulla dijo...

Blesa, razonar con los esfínteres te lleva a decir eso. ¿"Trepanos" para ocupar puestos en la CNS? Curiosa forma de trepar la de Marcelino Camacho y otros que les valió despidos y cárcel. Gracias por instruirte leyendo este blog. Espero que te esmeres, Josep. Tuyo en la Idea.

Francisco Alvarez Baena dijo...

Espadachin de buena retranca.Pepe luis.
De menos te hechámos los del Báix.
Te fuiste más gordo de lo esperado..pero lúcido ,peleón del verbo.intelectual guerrero de los que tomaban partido hasta mancharse.
Gracias José Luis López Bulla.Bien nos hubiera venido tenerte en estos días de verbo fácil y pensamientos diarreicas que asustan con su obviedad.