sábado, 10 de noviembre de 2012

SOLIDARIDAD CONTRA LOS DESAHUCIOS


Empiezo a estar un poco harto de cierta politología que se empeña en exasperar los rasgos oscuros de las patologías sociales sin destacar toda una serie de comportamientos que también están lo más vivo de la gente. Así, desde que tengo uso de razón oigo a preclaros comentaristas (especialmente de izquierdas) que se ha perdido la solidaridad, que ya no es como antes. Por cierto, no precisan a qué antes se refieren.

El comentario viene a cuento precisamente cuando los desahucios están al rojo vivo. Cuando la gravedad de los acontecimientos de La Chana (Granada), Burjasot y Barakaldo ha provocado un encuentro entre el Partido Popular y el PSOE para ver qué salida se le da a ese problemón. Un encuentro zafiamente bipartidista que excluye a Izquierda Unida, en una grosera conventio ad excludendum, que ha sido la formación política que ha batallado más para resolver la papeleta de los desahucios.

¿A dónde quiero ir a parar relacionando solidaridad con los desahucios? A que ha sido un importante conjunto de movimientos locales y de barriada quien se ha movilizado, con un alto contenido de humanismo y solidaridad, en contra de esas prácticas la las instituciones financieras. Una solidaridad en tiempos de crisis que es cuando ese valor parece más problemático. Un movimiento que no ha hecho distingos entre nacionales y extranjeros.

Han tenido que haber muertes para que el bipartidismo, que se movió raudo como una centella para cambiar la Constitución en un plis plas, corriera detrás de los acontecimientos. Ha sido ese movimiento quien ha avergonzado al bipartidismo, y el que ha obligado a la Unión Europea a criticar duramente esa ley, que data de 1.909. Lo diremos en letras para recalcarlo: una ley de mil novecientos nueve, siendo presidente don Segismundo Moret. Ha sido ese movimiento quien ha movilizado las conciencias de no pocos jueces españoles. Sin ese movimiento solidario el bipartidismo seguiría distraído, disfrazado de don Tancredo para no infundir sospechas a la Banca.

Ya sabemos que no es oro todo lo que reluce en la sociedad. Pero debe resaltarse cuando reluce.


Por lo demás, todavía resuenan en mis oídos la voz enérgica de don Carlos Jiménez Villarejo que, en el acto de los federalistas catalanes, del Teatro Goya (Barcelona) del jueves pasado le sacó los colores a CiU y a quines no han hecho nada para que esa situación se resuelva definitivamente.

1 comentario:

Isaac Zuriba dijo...

http://recortesdeprensa001.blogspot.com/ --

CONTRA LOS DESAHUCIOS SIN GARANTÍAS, HIPOCRESÍAS

¿ NO ESTABAN USTEDES SORPRENDIDOS DE QUE ALGUNOS JUECES ALZARAN LA VOZ POR LOS EXPULSADOS DE SUS CASAS ? ¿ NO SE DECÍAN : ¡QUÉ COSA MÁS RARA! ? ¿ NO ESTABAN USTEDES SORPRENDIDOS DE QUE EL PARTIDO POPULAR Y EL PARTIDO SOCIALISTA SE REUNIERAN DE URGENCIA PARA, DECÍAN, ARREGLAR LO DE LOS DESAHUCIOS DE LA GENTE ? ¿ NO SE DECÍAN : ¡QUÉ COSA MÁS RARA! ?

PUES LLEVAVAN RAZÓN.

LA CAUSA DE SUS COMPORTAMIENTOS, INSÓLITOS POR LO QUE NOS TIENEN ACOSTUMBRADOS, ES UN INFORME DE la abogada general del Tribunal de Justicia de la UE (TUE), Juliane Kokott, SEGÚN EL CUAL la ley española de desahucios vulnera la normativa comunitaria porque no garantiza una protección eficaz de los consumidores frente a posibles cláusulas contractuales abusivas en las hipotecas.

EN CONCRETO la regulación procesal española es incompatible con la directiva, pues menoscaba la eficacia de la protección que ésta persigue, YA QUE no constituye una protección efectiva contra las cláusulas abusivas del contrato el que el consumidor, a raíz de dichas cláusulas, deba soportar indefenso la ejecución de la hipoteca con la consiguiente subasta forzosa de su vivienda, la pérdida de la propiedad que la acompaña y el desalojo, y que sólo con posterioridad esté legitimado para ejercitar la acción de daños y perjuicios.

JA, JA, JA, JA.

GRACIAS, JUECES, GRACIAS, POLÍTICOS, GRACIAS, GRACIAS.