miércoles, 15 de marzo de 2017

El retrato de Wert

Escribe: El dómine Cebra

¿Tan necesariamente protocolario es que los retratos de los ministros españoles estén colgados en las paredes del Congreso de los Diputados? ¿Tan necesario es que, además, sean cuadros al óleo? Y puestos ya a que hayan retratos ¿qué tiene de malo que sean de fotomatón? Y encima el retrato de alguien tan pendenciero como Wert. Bravucón de oficina. 

Alguien me dirá que el coste de todo ello es el chocolate del loro. Yo les respondo que sumen todas esa jícaras de chocolate y al final saldrá un dineral que bien podría servir para algo más útil: una escuela, una biblioteca, un dispensario… Algo más provechoso que una galería de fotos de ministros. Algunos paniaguados me dirán que es la tradición. Pero ello ni siquiera es un argumento.


No hay comentarios: