domingo, 5 de julio de 2015

Encuentro(s) de la izquierda

Francisco J. Trillo 


El próximo 18 de julio, en Ciudad Real, tendrá lugar un Encuentro de Candidaturas de Unidad Popular. El objetivo de este Encuentro de trabajo, reflexión y debate es doble.

Por un lado, se abordarán los principales retos del municipalismo dirigidos a transformar nuestras ciudades y mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos. Se trata, pues, de una puesta en común de aquellas cuestiones más relevantes y urgentes desde el punto de vista social para con ello ofrecer vías de reversión a la degradación a la que se ha visto sometida la existencia de tantas y tantas personas durante estos años de imposición de las políticas del sufrimiento, que con tanto rigor han sido aplicadas por el Gobierno del Partido Popular. Las diferencias entre ciudades, así como de situaciones entre las diversas Candidaturas de Unidad Popular, unas gobernando y otras en la oposición, permitirán enriquecer con toda seguridad el debate sobre cómo alcanzar el objetivo de la mejora de las condiciones de vida de las mayorías sociales, sin incurrir en ciertos determinismos dogmáticos.     

Este primer objetivo será precedido, por lo demás, de una presentación de los diversos sujetos y actores que en primera instancia propiciaron, aún sin saberlo, la situación política tan interesante en la que nos encontramos al día de hoy. Es, por tanto, un necesario y obligado reconocimiento al conflicto como vehículo de expresión ciudadana que permite re-articular escenarios políticos que favorezcan y promuevan una recuperación social olvidada ideológicamente por lo leguleyos del poder económico y financiero.

El segundo de los objetivos, sin embargo, pretende recorrer precisamente la relación entre las organizaciones políticas y las personas que han participado intensamente en la lucha por la defensa de los derechos sociales, económicos y culturales de las mayorías sociales. O lo que es lo mismo, analizar qué elementos han contribuido de forma favorable a trabar la recuperación de la representación política que, como se sabe, ha oscilado desde un oscuro No, nos representan  a un esperanzador Sí, si nos representan. Es ésta, con toda seguridad, la cuestión más compleja que ha planeado sobre las Candidaturas de Unidad Popular en las elecciones municipales y autonómicas  y que ahora de cara a las elecciones generales continúa sobrevolando el debate político. A este respecto, si bien parece existir un sentimiento generalizado, o más bien un sentido común extendido, sobre la necesidad de proponer con mayor intensidad las Candidaturas de Unidad Popular de cara a la próxima cita electoral, no resulta tan evidente el modo y las fórmulas que permitirían alcanzar dicho escenario.

Sin lugar a dudas, las experiencias acumuladas al respecto durante la gestación de las Candidaturas de Unidad Popular que hoy conocemos y valoramos tan positivamente deben constituir el eje sobre el cual proyectar cualquier debate social y político sobre cómo afrontar, por un lado, la cita electoral de las elecciones generales y, por otro, más importante todavía, la materialización del objetivo de la mejora de las condiciones de vida de las personas.

En última instancia, este Encuentro se presenta como una posibilidad de participación ciudadana que contribuya a concretar qué sendas resultarían más adecuadas para consentir un verdadero cambio político con ocasión de las elecciones generales. Además, los organizadores del Encuentro entienden que a través de su realización se puede coadyuvar a la superación de determinadas situaciones, ajenas al interés ciudadano, que puedan terminar con las esperanzas de un verdadero cambio político que tanto anhelan todas aquellas personas que han luchado de forma decisiva por la democracia durante este último lustro.

En suma, nos encontramos ante una oportunidad de incidir en un debate, el de las Candidaturas de Unidad Ciudadana, que se ve necesitado de una participación –y apropiación- ciudadana más allá de los planteamientos y estrategias que determinados partidos políticos están realizando al respecto. El debate está servido.  



No hay comentarios: