martes, 4 de diciembre de 2012

PACTO DE CIUDADANÍA EN DEFENSA DE LO PÚBLICO


El actual proceso de movilizaciones en defensa del Estado de bienestar, que viene desde hace ya muchos meses, ha dado un salto de cualidad en los últimos días. Pongamos que hablo de Madrid, y muy especialmente en el terreno de la Sanidad, ese panel de rica miel para los capitales privados que se inició con el tristemente famoso modelo de Alcira y que tanto predicamento tiene en las filas del grupo dirigente de Convergència i Unió en Cataluña.   

Sostengo que esas movilizaciones madrileñas hay que observarlas y seguirlas con lupa porque nos deparan importantes novedades en defensa de lo público: tras la movilización en torno al Hospital de la Princesa han venido las no menos masivas que se han conocido como “abrazo a los hospitales”. Esto es, decenas de miles de personas rodeando los hospitales públicos. De todo ello el amigo  Javier Lopez ha dado buena cuenta así en su muro de facebook como en twiter.
 
La novedad de estas movilizaciones, llamadas  “del abrazo”, es que ya no se refieren a una acción contra las privatizaciones sino a una defensa explícita y de masas de la sanidad pública. Es decir, no se trata de una defensa de élites sino de amplias masas de trabajadores y empleados junto a capas no asalariadas, todos ellos con los profesionales del sector. Si esto es así, ¿sería aventurado proponer un pacto de ciudadanía en defensa de lo público? Capaz de vincular los objetivos inmediatos (no a la privatizaciones) con los mediatos (a saber, la elaboración de un proyecto creíble y factible de Estado de bienestar más fuerte e inclusivo, si cabe). Y puestos a proponer: ¿no debería ser la Cumbre Social, como sujeto unitario, el agente sociopolítico capaz de diseñar ese proyecto de objetivos inmediatos y mediatos? Más todavía, si estamos en esas ¿no debería la izquierda política implicarse a fondo en ello y compartir ese paradigma? 


     

No hay comentarios: